La historia de la mamá de un niño de cuarto grado de escuela elemental pública en la zona norte de la Isla que lucha para que su hijo no sea indoctrinado en la ideología de la “perspectiva de género” es el más reciente testimonio publicado por la Organización Mujeres por Puerto Rico.

La entidad denunció que las guías del Departamento de Educación para el año 2016-2017, introducen desde pre-kinder la enseñanza de las parejas del mismo sexo como “familias homoparentales”, incluyen actividades para que los varones intercambien disfraces con las niñas y llevan a los niños a cuestionar sus gustos como varones o féminas por considerarlos “estereotipos de género”.
Como si fuera poco, denunciaron que el currículo presenta a los niños de 9 años de edad referencias bíblicas descontextualizadas, para pre-disponerlos en contra de la fe cristiana.

“Me reuní con la directora de la escuela. Se suponía que fuera sólo con ella, pero la directora invitó a la trabajadora social, a la orientadora y a la maestra de mi hijo”, explica la madre a quien se le protegió la identidad para garantizar la confidencialidad del menor de edad. Para ese momento, explicó que ya había hablado con la maestra. “

La maestra insistió en que le quitara las cartas de objeción de la libreta y yo le dije que no… Se atrevió a decirme que yo me tenía que preocupar por las notas de mi hijo y no por lo de la ‘equidad’. Yo le dije: Mi hijo tiene 4 puntos, yo me preocupo por su educación. ¿Usted sabe que eso de ‘la equidad de género’ es un abuso infantil? Le leí lo que dice el Consejo Americano de Pediatría y de los 500 estudios científicos sobre el ‘género’ y todos mis apuntes”, prosigue. Al respecto, opinó que si no se hubiera informado antes de ir, “no hubiese conseguido que se comprometieran a no darle lo que no quiero que le den a mi hijo”. “Trataron de intimidarme. Hay que educarse”, dijo.

Resumió que la reunión duró 2 horas, “y yo la terminé porque ya había cogido una hora del trabajo”. “Al final, la directora me dijo que no me preocupara… Como no podían sacar al niño de la clase, pues optaron por no darle lo de la ‘equidad de género’”. La organización Mujeres por Puerto Rico recomendó revisar las propuestas de todos los candidatos políticos para eliminar esta nociva enseñanza de las escuelas y que cada padre y madre tome acción en su comunidad escolar para proteger a sus hijos.
Para leer la historia completa, visite: www.fielesalaverdad.org

Benigno Cabán