La muerte de los Don

El señor José Miguel Agrelot (“Don Cholito”), además de ser un excelente comediante, fue también un acertado crítico de los problemas sociales. Una vez comentó que desafortunadamente ya había pasado el tiempo de los “Don”. Se refería a “Don Luis Muñoz Marín”, “Don Luis Ferré”, “Don Pedro Albízu Campos”. Contrasta esa época con la forma como tanto los periodistas como los analistas políticos se dirigen a nuestros políticos.

Un tío de mi padre fue legislador para los años treinta. Para ese entonces, para ser político tenía que ser una persona mayor, que hubiese tenido una vida profesional exitosa y le quisiera dar esa experiencia al país.

Eran personas cultas, que sabían de letras y de historia. Muchos empezaron escribiendo para un periódico, escribiendo poesías o libros. Tenían un conocimiento de las necesidades del pueblo, y aunque su ideología política fuera diferente, las necesidades del pueblo iban primero.

Hoy parece ser que a muchos políticos les atrae mas el poder, la fama y el sueldo, pues algunos no se podrían ganar privadamente lo que se ganan en el gobierno.

Su lealtad parece ser mas para el partido que para el pueblo que lo elgió. Son atacados por los medios de comunicación social para obtener “ratings” y en ocasiones no pueden confiar ni en los de su propio partido.

Es una pena que a veces uno se sienta que no hay nadie representándolo, ni velando para resolver los problemas que vivimos.