Cómo no conseguir que un país se desarrolle

Cuanto más escuchamos los augurios de penumbra económica que vendrá como consecuencia de la Junta de Supervisión Fiscal, más personas coincidimos en esta  idea: que para reactivar la economía del país la apuesta segura es desarrollar nuestras empresas nativas a su máximo potencial.

Líderes de organizaciones comerciales de todo el mundo sugieren estrategias para aportar efectivamente a reactivar la economía. Mi recomendación es comenzar con estrategias dirigidas a sectores que pueden producir el mayor impacto económico en creación de empleos y capital y que éstos se queden en Puerto Rico.

En las actuales condiciones económicas — falta de recursos del Gobierno — necesitamos una reactivación coordinada que conlleve la menor participación por parte del Estado. El rol principal del Gobierno debe ser viabilizar estas iniciativas de reactivación, velando que los grandes intereses de todas estas empresas foráneas que controlan nuestra economía no torpedeen estas iniciativas.

Al presente, algunas agencias de gobierno responsables por regular diferentes sectores económicos, realmente favorecen a empresas foráneas por encima de las locales, bajo el pretexto que su poder económico les facilita cumplir con los requisitos de esta agencia en particular. Esta terrible miopía de la política pública es una de las razones que pueden provocar que nuestras empresas nativas nunca lleguen al nivel de las grandes empresas extrajeras, y que al final resulte que, en vez de apoyar al desarrollo del país, lo estamos haciendo cada vez más dependiente. Lo contrario de lo que significa desarrollo económico.

Iván E. Colón, MHSA, FACHE

Presidente & CEO

Constellation Health, LLC

El problema no es la deuda sino su crecimiento

Lo que derrumba el crecimiento de las naciones no es el alto nivel de deuda, sino el alto crecimiento de esta deuda durante más de cinco años. Esta en la conclusión del economista Ruchir Sharma en su libro The Rise and Fall of Nations. 

Esto ayuda a entender mejor la crisis fiscal de Puerto Rico, ya que la cantidad de deuda pública de Puerto Rico no es exagerada – como ya hemos documentado en este blog-, pero si lo fue su crecimiento desde el 2000 al 2012. bvhh-square-orig.jpg

Tiene este estudio una nota positiva: las naciones que se empacharon con deuda, tardan, en promedio, unos 5 años en recuperarse. Si esto es así, estamos cerca del fin de nuestros problemas fiscales.

Bobby López

¿De qué nos tienen que liberar las artes liberales? – Reflexiones de Benigno Cabán – Ep 4

Los “estudios liberales” (Liberal Arts) han sido tradicionalmente los herederos de la tradición humanista, que nació en Europa con el Renacimiento. Sin embargo, desde hace unos 40 años, los estudios liberales (que suelen darse en los primeros años de las carreras universitarias) han tomado un sesgo curioso. En vez de entender “lo liberal” en sentido clásico (como liberación del dominio de las pasiones)  se está entendiendo como liberación de normas morales, como suponiendo que las normas son siempre externas, y no naturales.

Esta equivocación está costando cara a los estudiantes más jóvenes en nuestras universidades, pues tienen a ser sometidos a un proceso de indoctrinamiento para “liberarlos” de los “prejuicios” de las normas morales y sociales, sin caer en la cuenta que esos prejuicios son realmente juicios que toda persona hace sobre lo que le conviene para vivir mejor.

En definitiva, que si no sabemos cómo está hecho el hombre, si no tenemos una buena antropología, no podremos tener una buena pedagogía. Y para esto, sí que hay que liberarse de prejuicios reduccionistas.

Este es otro episodio de los comentarios que el Dr Benigno Cabán está haciendo sobre le libro “Conscience and its enemies” del profesor Robert P George, de Princeton.